• LUDOGramas: las palabras se divierten



    Este es un post que tenía pendiente. Como he venido contando desde hace tiempo en mayo dicté una conferencia en el Encuentro Internacional de Diseño organizado por INACAP.

    En aquella ocasión tuve la oportunidad de compartir podio con Juan Carlos Berthelon. Juan Carlos en un experimentado diseñador gráfico chileno que durante su extensa trayectoria ha desarrollado una serie de marcas comerciales emblemáticas del mercado chileno. A pesar de su vasta experiencia y la gran calidad de sus trabajos, Juan Carlos es un tipo sencillo. Demasiado diría yo, sobretodo en tiempos de egos sobredimensionados que muchas veces no se relacionan con la realidad. Juan Carlos estudió Arquitectura en la Universidad Católica y la Universidad de Chile. Ingresa al diseño gráfico en 1975 al desarrollar la identidad gráfica de los Juegos Panamericanos de Santiago, primer intento de normalización de una identidad corporativa realizado en Chile.

    Un vistazo a su trabajo revela su inclinación por el diseño funcional y el racionalismo suizo, desprovisto de excesos visuales.  La gráfica al servicio de la comunicación.

    Durante nuestras conversaciones me sentí muy identificado con Juan Carlos. Coincidimos en varias cosas: cierta obsesión tipográfica,  interés por el diseño originado en la arquitectura y además, había formado una empresa a la que, luego de una buena época, no le fue tan bien.

    Además somos grandes admiradores del trabajo de Herb Lubalin, legendario diseñador y tipógrafo norteaméricano autor –en palabras de Juan Carlos– de “algunos de los mejores logotipos que conozco (Families, Mother and Child, Married)”

    LUDOGramas, sigue esa tradición. Se trata de una colección de logotipos temáticos, un juego de palabras e imágenes. Un ejercicio de producción semántica. Un ensayo de creatividad tipográfica. Dejemos que Juan Carlos lo explique en sus propias palabras:

    Este libro nace como un juego. Un juego visual entre palabra e imagen. (…) un juego gráfico en el cual a través de pequeñas intervenciones en las letras de cada palabra, pequeños guiños, reforzamos visualmente su significado, de manera que al mismo tiempo que leemos la palabra, la vemos representada (…) Bauticé mi trabajo como LUDOGramas, la suma de juego y escrito o gráfico.

    Atesoro un ejemplar autografiado. Y cosa curiosa en una de mis visitas a la reciente Feria del Libro de Lima, pude ver una muestra en el stand correspondiente a Chile. Ojalá algún afortunado compatriota haya tenido la posibilidad de adquirirlo.

    Los dejo con un documental elaborado para el lanzamiento del libro.

    5 comentarios → LUDOGramas: las palabras se divierten

    1. Es muy interesante el refuerzo semántico, pero hay un paro hay intervenciones tipográficas que me parece muy forzadas y pasan a ser decorativas.

    2. Hola Saul. Gracias por participar. Sería interesante que desarrolles tu comentario ¿Qué casos te parecen muy forzados?

    3. Juan Carlos Berthelon dijo... 31/8/12 4:17 p. m.

      Para mi es muy importante recibir los comentarios de quienes han visto mi trabajo de Ludogramas. Y Saul tiene algo de razón. La idea inicial era, y sigue siendo, que a través de pequeñas intervenciones en la tipografía, lograr provocar la imagen del significado de la palabra. No siempre se logra la sutileza que se alcanza en algunos de los diseños, como por ejemplo en otoño, cocaina, manco, camisa, alfiler, atril, censura, bandoneon, cisne, oftalmologo, entre otros. La cuestión no es reemplazar una letra por el objeto, pero hay casos en que el resultado, por más que parezca decorativo, no deja de ser un interesante trabajo tipográfico. Hay casos que son pequeños guiños culturales en los que el lector tiene que tener algún conocimiento previo o puede no entenderlo. Es el caso de Leonardo, de quien se dice escribía de derecha a izquierda para dificultar la lectura de sus textos, de cognac, que se sirve en una copa especial (redonda), millonario, donde se juega con la puntuación decimal.
      Si tu no sabes quién es Calder o Magritte o Dalí y no conoces su trabajo no lo vas a entender facilmente.
      Otro punto que me interesa mucho es usar la tipografía más adecuada para cada situación, y que es lo que hacemos cuando nos enfrentamos al diseño de un logotipo. Alfiler no resulta con una tipografía extra bold y toro no funciona con una tipografía ultra light. Pero finalmente, como esto para mi ha sido un juego, y no estamos comparándolo con nada, lo importante para mi es provocar en el lector un instante de agrado, una sonrisa y su complicidad.

      Recientemente descubrí que en EEUU se acaba de reeditar un libro, del cual yo había visto algunas imágenes en mis comienzos, de los diseñadores Geismar y Chermayeff, y que fue publicado creo que el año 1962, "Watching Words Move", y que causó mucho impacto entre los diseñadores de la época, y que podríamos decir que es un antecedente, más severo y académico, según mi opinión, de Ludogramas, Un afectuoso saludo a Gabriel y a sus seguidores.

      Juan Carlos Berthelon

    4. Bienvenido Juan Carlos. Espero seguir contando con sus comentarios. Un abrazo a la distancia.

    5. Anónimo dijo... 11/9/12 4:32 p. m.

      Gabriel hace un buen tiempo que no seguia tu blog por una u otra cosa y me estoy poniendo al dia, siempre encontraba algo interesante.
      Leyendo este post me puse a pensar que dentro de los pocos seminarios o cursos que hay sobre diseño grafico, el de tipografia es el menos explotado. Mayormente los mismos ilustradores son los que se ponen las pilas para hacer hacer sus propias cosas. Creo que seria bueno difundir talleres, charlas con el uso de la tipo en el diseño.
      Por otro lado este libro lo has visto en alguna libreria en Peru?

      Saludos,

      Beto Carreño

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...